andinos marco antonio telleria

Pueblitos andinos por Marco Antonio Telleria

La Cordillera de Los Andes que se extiende por toda la América, no sólo tiene hermosos paisajes, grandes formaciones de montañas rocosas y agrestes, fauna y flora espectacular, sino que en su entorno yacen zonas rurales formadas por bucólicos pueblitos cuyos habitantes representan la autenticidad de esta región tan emblemática del mundo y que Marco Antonio Telleria, amante de estas tierras nos llevará a Argentina y sus pueblos andinos auténticos.

Como es sabido, esta formación montañosa tiene su mayor peso en el  sur del continente, países como Chile, Perú, Bolivia, Colombia, Argentina entre otras naciones albergan entre sus nieves eternas muchas historias, muchos pueblos y mucha vida al natural, la cual es digna de visitar. 

En ese sentido,  presentamos una serie de opciones que nos ofrece este país, para que si decides vivir una experiencia de altura puedas elegir alguna de ellas, pues al conocerlas, con seguridad querrás trasladarte a cada una de ellas, cosa que no es tan fácil de hacer, pero con una buena planificación lograrás el objetivo. 

Una de esas posibilidades es Alfarcito, una población muy chica de alrededor de unas 150 personas que ocupan este tranquilo territorio ubicado en la Puna, que con su laboriosidad cotidiana irradia belleza, paz, tranquilidad y mucha calma, de manera que este es un lugar ideal para visitar y disfrutar.

Alfarcito es uno de esos pueblos que aún conserva la originalidad de su época, es decir, tanto su estructura como quienes allí hacen vida, están habituados a los tiempos de la Colonia, es como si el tiempo por este pueblo no hubiese pasado nunca, es un retrato fiel y exacto de esta región andina. 

Conocedor de estas historias y pueblos andinos, Marco Antonio Telleria, nos ha presentado Trevelin un hermoso pueblo cordillerano fundado a finales del siglo XIX, y que a pesar del tiempo conserva de manera muy marcada la cultura galesa, justo la que hoy día, la convierte en un indicativo para que los turistas foráneos, y aquellos que no lo son tanto, les visiten de permanentemente. 

En este lugar detenido en el tiempo como la mayoría de los pueblos de montaña, puedes acercarte para disfrutarlo en su plenitud, para ello te ofrece entre otros atractivos el Museo Molino de Los Andes, en el podrás echar una mirada al pasado con las cosas que allí se encuentran, como la vestimenta de la época, imágenes de esos tiempos y artículos de usanza antigua. 

También tiene Trevelin un marcado apego religioso, lo cual no es de extrañar en Los Andes en línea generales; en este caso el pueblo cuenta con una hermosa capilla, que por su fecha de construcción y lo que representa para el pueblo y la nación, ha sido declarada patrimonio de la Provincia  y por supuesto un lugar para el recogimiento espiritual de los habitantes. 

Trevelin, también  es un escenario ideal para el llamado ecoturismo,  y por sus caminos y senderos se hacen placenteras las caminatas, y si es de su preferencia el llamado turismo de aventura, las hermosas montañas que encierran este valle encantado, que se quedó estacionado en el tiempo, también le llama para ser exploradas sin mayor dificultad.  

La inversión del estado en estos pueblos andinos

En el marco de la proyección del turismo en todas las vertientes, y en el entendido de que esta una de las fábricas de mayor proyección en el mundo, que permite la promoción de un país, y al mismo tiempo la estabilidad de su economía, Marco Antonio Tellería no dice, que el gobierno Argentino ha hecho grandes esfuerzos en la inversión con el propósito de mejorar la infraestructura de estos y otros pueblitos andinos, por consiguiente la afluencia de turistas será mucho más amplia. 

Publicado por

Marco Malave Telleria

La gastronomía argentina es muy variada gracias a al alto nivel de producción agrícola y pecuaria del país, así como a las diversas influencias que ha tenido en su devenir histórico, provengo de una familia típica argentina, en la que la buena cocina está presente en todos los momentos significativos; me llamo Marco Malavé Telleria, soy chef de corazón y de profesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *