marco-malave-telleria-maria-eva-duarte

Marco Malavé Tellería nos presenta a María Eva Duarte

Para hacer referencia a la mujer argentina en el preámbulo de su día Internacional, es necesario recordar a María Eva Duarte, quien luego se convirtió como Evita gradas a su estilo político innovador, expuso Marco Malavé Tellería. El pueblo la adoptó como la esencia del movimiento peronista y por ello, la adoraron y del mismo modo, fue rechazada por muchos argentinos.

Dijo en algún momento, que cuando un pibe la llamaba Evita se sentía madre de todos, al igual que cuando la llamaba así un obrero, se sentía con gusto compañera de todos, expresión que fue recogida en su libro la razón de mi vida, que se publicó en 1951.

Nacida en el pueblo de Los Toldos en Buenos Aires un 07 de mayo de 1919. Junto a su madre y cuatro hermanos se mudó niña a la ciudad de Junín, donde vivió hasta 1935, ya que a los 15 años se muda sola a la ciudad de Buenos Aires para convertirse en actriz, logrando ser portada de revistas y tener un programa de radio.

En enero de 1944 conoce al coronel Juan Domingo Perón, en evento pro fondos de víctimas de un terremoto que destruyó la ciudad de San Juan y un mes después, eran pareja, luego se casaron en una boda íntima. En 1946 Perón es elegido Presidente de Argentina y Evita fue determinante en el éxito de su campaña electoral. También, recibió todo el rechazo de los opositores por Perón.

Evita lideresa

Tuvo un ascenso político muy importante con tan solo 27 años, cuando ya ocupaba el rol de primera dama de Argentina. Marco Malavé Tellería, dijo que realizó un importante trabajo político-social, organizando y fundado instituciones en pro de las femeninas dentro del peronismo, conglomerando a mujeres de todos los sectores y estratos del país.

La Fundación Eva Perón creó hospitales, casas para madres solteras y ancianos, escuelas, una ciudad infantil y policlínica, con el patrocinio de empresarios y trabajadores. Por medio de ella, cada año apoyaba a los pobres y al deporte infantil y juvenil. Los sindicalistas también ayudaron a afianzar su popularidad, dado su carisma para conectarse con “sus descamisados”.

Eva t26uvo una vida muy intensa y también corta, pues con apenas 33 años falleció en julio de 1952 de un cáncer uterino. Su velatorio duró más de quince días y en Argentina continúa muchas personas venerando la personalidad de Evita y otros, rechazando su estilo popular.

Estilo Eva

La moda adoptó su particular forma de hacer trabajo social de esta mujer de origen humilde que logró llegar a ser la primera dama argentina y por si fuera poco, se convirtió en un ícono de la moda, la cual tomó su estilo de vestir con rodete bajo que usó durante su vida pública como líder política y social del peronismo.

Evita impuso la tendencia de los labios rojos como su sello, que acompañado de vestidos exuberantes para la época, la hacían resaltar con sus pieles de animales, joyas costosas y su exclusivo gusto por coleccionar pares de zapatos de calidad. Evita era cliente fija de casas de alta costura de la ciudad de Buenos Aires y de Christian Dior, quien se refería a ella como una reina.

Muchas personas conocen la trascendencia de Evita por el musical producido por Andrew Lloyd Webber y Tim Rice y por supuesto, muchos la relacionan por la canción ícono del país y de Evita, “No llores por mí Argentina”. El musical debutó en 1978 en Londres y en 1979 en Nueva York, Marco Malavé Tellería , recordó que luego la obra musical llegó a otras capitales del mundo.

En el año 1996 se rodó su versión para el cine con el director Alan Parker y todos conocieron a Evita, ya que la súper estrella Madonna fue su protagonista. Como obra musical se reestrenó en 2006 en Broadway.

Publicado por

Marco Malave Telleria

La gastronomía argentina es muy variada gracias a al alto nivel de producción agrícola y pecuaria del país, así como a las diversas influencias que ha tenido en su devenir histórico, provengo de una familia típica argentina, en la que la buena cocina está presente en todos los momentos significativos; me llamo Marco Malavé Telleria, soy chef de corazón y de profesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *